Se Dice en Europa: Red Bulls y Milan no se rinden por Kaká

Photo Credit: 
Getty Images

In this week's column of "Se Dice en Europa", MARCA's David Ruiz reports from Spain that the New York Red Bulls are still interested in finding a way to sign Real Madrid superstar Kaka, even though they filled all their Designated Player slots with Tim Cahill’s signing.

Kaka is currently in Los Angeles with Real Madrid even though Jose Mourinho has made it clear that the Brazilian midfielder is not part of his plans for the new season. The Red Bulls, along with AC Milan, are hoping that Kaka lowers his salary requirement in order to join either of those clubs.

“It will be very hard to reach an agreement with Real because Kaka makes lots and lots of money,” Milan’s manager Adriano Galliani told Radio MARCA on Wednesday. “But yes, [Real Madrid president] Florentino [Perez] will talk about Kaka when we get together in New York next week.”

The Red Bulls are reportedly ready to bid on Kaka for a second time next week, when GM Erick Soler takes advantage of having the Real Madrid president in his city and meet with him. The question remains on whether the MLS club can match Real Madrid’s asking price and whether they’ll be able to open a spot in the roster for the Brazilian star.  


La presencia de Kaká en Los Ángeles ha disparado aún más si cabe el morbo por saber cuál será el destino final del mediapunta brasileño en el ejercicio que está muy cerca de iniciarse.

Aunque inmerso en plena pretemporada con el Real Madrid, su actual equipo, el internacional Canarinho sigue muy pendiente de los movimientos que Milan y Red Bulls están dispuestos a dar en los próximos días con la firme intención de convencer al campeón de La Liga para que rebaje sus pretensiones económicas respecto al jugador y éste tenga una posibilidad real de salir, bien sea en dirección a su viejo hogar en Lombardía, bien rumbo a la Gran Manzana.

En tal sentido y aprovechando la presencia del equipo que dirige José Mourinho en los Estados Unidos, los dirigentes de ambas escuadras tienen previsto reunirse con el presidente merengue, Florentino Pérez, para tratar a fondo y cara a cara un eventual traspaso de Kaká.

El administrador delegado del Milan, Adriano Galliani, confirmó ayer en la emisora española Radio Marca su intención de juntarse con su buen amigo Florentino para encarar de nuevo la contratación del que fuera Balón de Oro en 2007 en tierras americanas. "Sí, Florentino y yo vamos a hablar de Kaká cuando nos reunamos en Nueva York, el miércoles de la próxima semana".

Sea como fuere, el eterno brazo derecho de Silvio Berlusconi quiso dejar claro que será harto complicado llevar esas negociaciones a buen puerto: "Será muy difícil alcanzar un acuerdo con el Real porque, entre otras cosas, Kaká gana mucho, mucho, mucho dinero. De todos modos, vamos a hacer un esfuerzo porque le queremos muchísimo. Es un jugador que está en nuestro corazón y en nuestra historia", confesaba el mandamás lombardo.

El Real Madrid ya desechó a fines de la semana pasada la primera proposición de los italianos, consistente en una cesión por una campaña a cambio de hacerse cargo de la ficha completa del brasileño, en torno a los 10 millones de euros.

Pérez no está dispuesto a regalar al jugador, aunque sí está por la labor de facilitarle la salida del club de Chamartín siempre y cuando haya una oferta interesante sobre la mesa para ambas partes. Cabe recordar que el Madrid tasó hace menos de 10 días al brasileño en 20 millones de euros.

Para que la marcha de Kaká sea viable, tanto el equipo madrileño como el propio interesado tendrán que bajar sensiblemente sus pretensiones monetarias. Eso es precisamente lo que buscan tanto milanistas como neoyorkinos.

Y es que lejos de haberse olvidado del brasileño una vez cerrado el fichaje del australiano Cahill, los Red Bulls continúan al acecho de una operación cuyo desenlace final se producirá la próxima semana en la ciudad de los rascacielos.

La escuadra emelesera parece dispuesta a lanzar una segunda andanada por Kaká después de que el Real Madrid rechazase su primera oferta en firme, presentada tanto al club español como al brasileño a través del representante inglés Darren Dean. El mánager general de los neoyorkinos, Erick Soler, espera poder encontrarse también con Florentino Pérez para hacerle llegar una nueva propuesta por el mediapunta brasileño.

Sea como fuere y aunque Red Bulls o Milan llegasen a un principio de acuerdo con el Real, la última palabra será siempre de Kaká, cuya altísima ficha aparece en todas las operaciones como un obstáculo insalvable.

De hecho, sólo una rebaja considerable en sus pretensiones económicas (en torno al 50% de lo que percibe actualmente en España) haría factible su traspaso, bien sea rumbo a Italia o a los Estados Unidos.